¿Blancos en España que merezcan la pena?

 

 lunes, 18 de mayo de 2015

 
 

fdfsdfsdfsdfsdf

Hace años había que buscarlos con lupa. Hoy convencen incluso a los más escépticos. No hablamos, por supuesto, de productos convencionales, aburridos y trillados sino de vinos que rompen los modelos establecidos (muchas veces buscando el futuro en el pasado). Tanto que, por supuesto, ya forman parte del catálogo de la Enoteca. Éstas son algunas de las últimas incorporaciones, vinos blancos de intrigante carácter que nadie que quiera estar al día debe dejar de probar:
Malcorta 2014
Miembro de la Colección V de Javier Sanz Viticultor. Es un rueda, sí, pero que nadie se confunda. Malcorta tiene estilo propio, nervio y largura. No en vano se elabora con un clon especial de verdejo --verdejo Malcorta--, que debe su nombre a las dificultades que presenta la uva a la hora de cortarse. Por esta razón la mayoría de las cepas se arrancó. De su capacidad para producir grandes vinos da cuenta este blanco que hará que muchos paladares exigentes vuelvan a mirar a Rueda con devoción.
Can Feixes Selecció 2012
De los viñedos que tiene en propiedad la familia Huguet, en las laderas de las montañas del llamado Penedés Superior. Excelente trabajo de lías, finísimas, en acero inoxidable. Un ensamblaje que, por sí mismo, llama y merece la atención. Manda la Parellada, lo que no suele ser habitual en la zona, con Macabeo y algo de Chardonnay y Malvasía de Sitges. Línea fresca pero con sello de la casa. Un blanco para todos los públicos.
Can Feixes Tradició 2013
Un blanco sorprendente. Aunque la Xarello gobierna (80%), aromáticamente es la singular Malvasía de Sitges la que vence y también convence. Engañosa ligereza, con leves toques dulces matizados por una admirable sequedad salina. Este carácter se despliega en boca, donde resulta firme, equilibrada en la relación alcohol/acidez/cuerpo. ¡Admirable!
Ignios Marmajuelo 2013
Revelador ejemplo de que los elaboradores de las islas, en este caso las canarias, están dispuestos a seguir dándonos vinos de exquisita personalidad. Aquí el carácter varietal y las condiciones de clima y tierra marcan la diferencia. Magnífica nariz rica en flores blancas, y poderosa boca con untuosidad y frescor. Se aprecia un perfecto manejo de la barrica, entendida ésta como soporte y sin ningún protagonismo extra. Un vino perfecto para los buscadores de paladares diferentes.
Estas novedades añaden singularidad a la sección de vinos blancos de la Enoteca, donde compiten elaboraciones de prácticamente todas las zonas importantes de Europa y América. Son sólo cuatro ejemplos que anticipan nuevas incorporaciones que daremos a conocer en las próximas semanas.